Las fiestas de la vergüenza

Estas se suponían las mejores fiestas que Navas hubiera tenido jamás, y en vez de eso nos hemos encontrado con unas fiestas con un presupuesto miserable cortesía del Ayuntamiento de Hontoria (el mismo que celebra estas 7 fiestas al año »), y unas fiestas donde todo el mundo espera que llamen a su puerta para pedirle colaboración y donde las iniciativas brillan por su ausencia.

Parece mentira que a estas alturas de la vida tengamos que tararear las canciones a la virgen en la procesión porque a alguien se le ha olvidado contratar unos dulzaineros o porque ha agotado el dinero pagando actividades que ni van ni vienen. Parece mentira que los mozos del pueblo (con el dinero de los vecinos del pueblo) tengamos que pagar la mitad de las fiestas y que pongamos más dinero en un solo día de verbena que el ayuntamiento para los 4 días de fiestas. Podría parecer increíble el hecho de que cuatro personas pringuemos todo el año preparando las fiestas para que luego vengan los “turistas” a ver y participar sin arrimar el hombro, a plantarse en medio de los actos entorpeciendo las labores de aquellos que organizan las actividades, mejorando aún más la situación cuando se quejan de que algo no se ha llevado a cabo o no lo ha hecho como a ellos les hubiera gustado.

Podéis echar un vistazo al programa de fiestas y veréis que las actividades que paga el ayuntamiento son unas 6 (ni que decir tiene el chiste de que algún lumbreras contrate un Bob esponja sin anunciarlo y que el pobre hombre se tire la tarde buscando niños y se vaya sin encontrarlos). También os puedo decir que en los 11 años que llevo en este pueblo, estando empadronado aquí, todavía no he visto ni un duro de este ayuntamiento que dice que nos representa. Y también os puedo asegurar sin temor a equivocarme, que de las actividades que he organizado yo para estas fiestas, ninguna ha costado ni un céntimo. Presupuesto 0€.

Continuar leyendo