Casa del cura: Un llamamiento a la conservación de patrimonio

Éste es un artículo de opinión y puede estar en desacuerdo con él, en cuyo caso le pedimos que lo respete y si quiere, que comparta sus opiniones en los comentarios del mismo. Gracias.

Estado de la casa del Curo a Agosto de 2013
«Casa del Cura, propiedad de:», es la frase que probablemente tenga más posibilidades a la hora de ser finalizada de cuantas se hayan escuchado por aquí. Unos dicen que es del arzobispado, que se hizo con ella gracias a aquella infame reforma en la que el ejecutivo del expresidente Aznar permitió a la iglesia registrar bienes que no estaban a nombre de nadie (potestad anteriormente exclusiva del ejecutivo); otros sin embargo aseguran que el pueblo mismo la construyó a principios del S.XX o finales del XIX como condición del arzobispado para que el mismo pudiera disponer de un sacerdote permanente en la localidad.

Sea como fuere, el mismo pueblo que presume haber ganado el tercer premio en el Concurso provincial de conservación del patrimonio urbano rural, en su edición 2013 (Hontoria del Pinar, aunque en realidad todo el mérito sea de los vecinos de Aldea del Pinar, que es por quienes se ha concedido el premio) demuestra no tener ningún interés en la conservación del patrimonio rural, porque no ha movido ni un papel ya no por zanjar de una vez la autoría del inmueble y poder proceder según los resultados, ni siquiera por interesarse en el problema en cuestión más allá de cuando el pueblo en asamblea se lo exige una vez al año.

En caso de pertenecer al arzobispado, lo propio sería averiguar cómo y cuándo ha conseguido la propiedad de la finca, y actuar en consecuencia proponiendo actuaciones o aceptando la propuesta que lanzaron el año pasado de ceder la propiedad por 50 años al pueblo a cambio de que éste conservara y restaurara la casa.
En caso de pertenecer al ayuntamiento es aun más simple, las mismas ayudas que han permitido a Aldea del Pinar o a nuestra Iglesia ser completamente restauradas, pueden ser aplicables para un edificio de tal singularidad, y bajo el amparo de una institución como el ayuntamiento, se podría proceder de inmediato al apuntalamiento del edificio para impedir su derrumbe, ya que podría no aguantar este invierno.

De un modo u otro, lo que necesitamos es una actuación, por parte de todas las instituciones, para resolver este problema, sin medias tintas y sin excusas. Tienen los medios, pero parece que les faltan las ganas, quizá la cercanía de elecciones sea un buen motivo para pedir resultados de una vez por todas.

0 comentarios sobre “Casa del cura: Un llamamiento a la conservación de patrimonio

  • Aunque estoy de acuerdo en la mayoría de lo que Nacho comenta en este artículo, creo que falta información en las opciones que se exponen para conservar la casa del cura, como las condiciones que pone el arzobispado para la cesión durante 50 años, que incluye un uso restrictivo del inmueble, ya que el arzobispado podría decidir si la actividad que se desarrolla en él es adecuada o no.

    Además, no se entiende que en otros pueblos de la zona el arzobispado haya devuelto este tipo de construcción al pueblo, y precisamente en Navas donde se ha demostrado un interés por su conservación, se estén poniendo tantas pegas.

    No creo que la solución sea tan fácil como se ha descrito, aunque estoy totalmente de acuerdo en el pasotismo que muestran los políticos locales en temas de conservación y restauración del patrimonio local. El puente medieval de Las Nieves lleva años medio derruido y aunque se han presentado escritos pidiendo su remodelación han sido continuamente ignorados, y es que un puente no da votos…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>