Las campanas y la iglesia

La iglesia de Navas del Pinar es de estilo renacentista barroco. Iniciada en el siglo XV y finalizada en el XVII, con obras complementarias en los dos siglos posteriores. El arco gótico del coro se atribuye al siglo XV.

La iglesia tiene dos campanas, la primera de un tono verdoso fundida siendo párroco D. Juan de Miguel, en el año 1876, tal y como reza su inscripción, y la segunda, hecha en el año 1930, y refundida en el 2008 debido a una rotura, que está además, dedicada al patrón de la villa, San Roque.

Durante esos años han sido muchos los campaneros y sacristanes que han hecho repicar las campanas de la iglesia, por diversos motivos que ahora pasaremos a explicar:


Siglos avisando al pueblo, desde el alba, hasta el anochecer

Campaneros de Navas del Pinar

Amanecer, mediodía y anochecer

Campanas en Navas del Pinar

Debido a la ausencia de relojes, generalmente debido a "poca accesibilidad", en Navas del Pinar, al igual que en muchas otras localidades, se avisaba de la hora del día con las campanas, en tres ocasiones al menos.

Una al alba o amanecer, para que todo aquel que tuviera que ir al campo a trabajar se despertara a tiempo para hacer sus labores por la mañana.

Otra al mediodía, para avisar a los trabajadores que debían volver a sus casas pronto a comer, y es un toque que se oye hasta en las tierras más alejadas del pueblo. Comprobado este mismo año.

Por último se tocaba a la oración o al anochecer. Un toque lento que anima al descanso y a la reflexión para todos aquellos que lo deseen.

Alarmas y difuntos

Campanas en Navas del Pinar

El toque de alarma tenía varios propósitos, valía casi para cualquier evento que pusiera en peligro la integridad del pueblo o de cualquiera de sus habitantes, como incendios, inundaciones, robos, etc... pero también servía (y sirve) para cuando una persona se encuentra en peligro o se da por perdida, en cuyo caso se hace reunir a sus habitantes para ir en su busca. Es un toque rapido y estresante, inconfundible.

Los toques de difuntos son totalmente contrarios al de alarma, son toques lentos y pausados, y su proposito es el de avisar que alguien ha fallecido o el de llamar a la misa de difuntos. Hay diferencias si para quien se llama es hombre o mujer, comenzando el toque de hombre con tres toques de las dos campanas y el de mujer solo con dos.

Festivos, vísperas y campanas que duermen

Campanas en Navas del Pinar

Estos son quizá los toques con menos misterio. El toque de víspera de festivo se toca, como su propio nombre indica, las vísperas de festivos, y el toque a festivo, obviamente, en los días de fiesta. Estos toques no se hacen con una cuerda atada al badajo solamente, si no que generalmente implican a más de un colaborador a las campanas para voltearlas, y que la propia interacción del badajo y la gravedad produzca el sonido.

Hacer "dormir" una campana sí es más complicado. Consiste en que la campana dé vueltas rápidamente, para que alcance un punto en el que el badajo y la misma giren a la vez, de modo que el badajo no toque las paredes de la campana y ésta no suene, produciendo un curioso efecto en el que la campana, a pesar de dar vueltas, no produce sonido alguno. Todo se puede apreciar en el vídeo, donde se encuentran los tres toques.